El mito del DHA y AA en las fórmulas infantiles

La Sociedad Americana de Pediatría publicó en mayo de este año un estudio sobre los efectos de los ácidos grasos poliinsaturados en el desarrollo cognitivo de los niños. El experimento fue realizado con 1802 niños en los Estados Unidos.

Propiedad del autor

Actualmente, el mayor marketing de las fórmulas infantiles es resaltar y repetir una y otra vez que están suplementadas con DHA Y AA. Si nos detenemos a observar durante unos minutos los actuales comerciales de fórmulas infantiles en la televisión y las publicidades en las revistas nos daremos cuenta rápidamente que todas hacen especial énfasis en sus contenidos de DHA y AA. Pero, ¿cuál es la verdad acerca de estos componentes?

El pasado 28 de mayo de este año la Sociedad Americana de Pediatría publicó un estudio en el que se presenta un metaanálisis realizado con la finalidad de examinar el efecto  de la suplementación de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (PUFA´s) de fórmulas infantiles en el desarrollo cognitivo temprano del niño, dicho estudio incolucró a 1802 niños en los Estados Unidos. El estudio consistió en comparar las diferentes puntuaciones obtenidas por los niños que consumieron fórmulas sumplementadas con PUFA´s y los que consumieron fórmulas no suplementadas con PUFA´s en la escala de desarrollo infantil de BAYLEY. Los resultados arrojaron que no existe evidencia significativa de que la suplementación con DHA y AA mejore el desarrollo cognitivo del niño, sin embargo, se vieron ciertos beneficios sobre la agudeza visual e inmunológica de los  niños sin descartar, además, que la influencia cognitiva pueda ser significante después del año de edad pero se necesitaría estudios adicionales para comprobarlo. Por otro lado, la escala de BAYLEY, aunque es la más ampliamente utilizada para evaluar la cognición infantil, es utilizada principalmente para detectar retrasos en el neurodesarrollo, por lo que podría caber la posibilidad de que existan otras pruebas que midan áreas más específicas y por lo tanto sean más sensibles a los efectos de la suplementación de PUFA´s.

Visto esto, aunque aún existan distintas posibilidades de estudios que podrían demostrar lo contrario, hasta ahora, no se ha visto ninguna prueba científicamente verídica ni aprobada de que la suplementación de DHA y AA mejore el desarrollo cognitivo del niño hasta el año de edad. Sin embargo, esto no quiere decir en lo absoluto que el DHA y AA no sean nutrientes esenciales, muy por el contrario, si existen pruebas científicas de que dichos componentes participan en importantes eventos fisiológicos en el desarrollo cerebral y que son los componentes principales de las membranas celulares y de múltiples tejidos corporales, pero al parecer y a manera de hipótesis podría plantearse que estos no reflejan el mismo efecto cuando son aportados naturalmente de la leche humana que cuando son suplementados por separado. Además, la lactancia materna ha puesto en manifiesto ciertos beneficios psicológicos como reforzar el vínculo madre-hijo o la mayor dedicación de tiempo de la madre al niño, posibles factores que pueden generar confusión en la asociación de la lactancia materna y la mejora de la cognición de los niños.

Debemos saber, sin embargo, que la leche materna es el mejor alimento para el recién nacido y debe ser exclusivo hasta los 6 meses de edad, no obstante, cuando existe una razón lo suficientemente fuerte (madre con VIH positivo, tuberculosis, ausencia materna, muerte materna etc.) la alimentación del recién nacido debe ser reemplazada por fórmulas. Única y exclusivamente en estos casos el uso de fórmulas es beneficioso, ya que permiten mantener la nutrición del niño hasta que pueda consumir alimentos sólidos cuando la lactancia materna esta contraindicada o cuando esta no se puede llevar a cabo.

Propiedad del autor

Por esa razón las formulas infantiles intentan parecerse lo más posible en composición a la leche humana, hecho que además, está regulado por leyes que deben ser indudablemente cumplidas antes de salir a la venta del mercado. Respecto a los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, las fórmulas infantiles deben tener por ley al menos 0.2 % de DHA y una cantidad similar o mayor de AA manteniendo una proporción de al menos 1:1. Cómo cualquier otro componente de la leche humana es necesario que el DHA y el AA estén presentes en las fórmulas, sin embargo, debemos estar bien informados de que hasta el momento no han demostrado una relación significante incrementando o acelerando el desarrollo cognitivo del niño, aunque muchas marcas, por publicidad, indiquen lo contrario.

¡Todos los utensilios para hacer papillas saludables en casa!

Hace unos meses la empresa americana Homeland Housewares lanzó al mercado un nuevo sistema de utensilios llamado Baby Bullet creado con la finalidad de  facilitar el proceso de preparación de papillas para bebés en casa.

Propiedad del autor

Hoy en día el tiempo vale oro, el trabajo y otras responsabilidades nos quitan tiempo valioso que quisiéramos dedicarle por completo a nuestros hijos, sobretodo en su alimentación. Por esta razón hoy está en el mercado Baby Bullet, un sistema de utensilios creado para facilitar el proceso de preparación de papillas para nuestros bebés en casa. Baby Bullet además de tener con un equipo práctico y eficiente tiene también hermosos diseños que permiten contar con un especial y único espacio en la cocina dedicado a los más pequeños de la casa. El juego de utensilios consiste, en primer lugar, de una licuadora, que será únicamente utilizada para los alimentos del bebé de esta manera no tenemos que utilizar la licuadora común de la familia dónde probablemente se licuen muchos alimentos de olores y sabores fuertes que pueden modificar las características organolépticas de nuestras papillas, además la licuadora viene con dos tipos de cuchillas que determinarán la consistencia deseada de cada papilla. En segundo lugar están los “date-dial cups”, seis pomitos que sirven para separar las papillas organizadamente de tal manera que cada una signifique una porción de comida del día y se puedan guardar en la refrigeradora hasta ser utilizados. En tercer lugar, están los pomitos “short cups” para comer, estos pueden ser utilizados en lugar de platos, ya que normalmente los platos de la familia son muy grandes e incómodos para manipularlos en la silla del bebé. Por último, viene también una espátula para facilitar el paso de comida de un embace a otro.

Aparte de los utensilios, el equipo viene también con toda la información necesaria para preparar las papillas más adecuadas y nutritivas para el bebé. El “Baby Bullet Healthy Baby Nutrition Guide” es una guía de más de 200 páginas dónde encontrarás información sobre cómo, cuándo y de qué manera hacer las papillas de tu bebé dependiendo de la etapa de desarrollo por la que este atravesando. Por otro lado, el “The Pocket Nutritionist” es una guía que te enseñará cómo seleccionar los mejores alimentos en el supermercado, que propiedades tienen y que beneficios aportan. Por último Baby Bullet viene con un detallado manual para conocer perfectamente cómo utilizar cada uno de los equipos que el sistema ofrece.

Propiedad del autor

Lamentablemente este producto no lo ven en el Perú, sin embargo, si te animas a comprarlo está disponible para hacer la compra por internet!